Global Singapur | drogas | pena

Singapur levantó críticas por aumento en penas de muerte por delitos de drogas

Le llovieron críticas a Singapur por tener mano dura con los delitos de drogas. En lo que va del año, alrededor de ocho presos han sido llevados a la horca.

Un 2022 bastante anticuado

Vivimos en un mundo en donde todavía existen países que siguen usando la pena de muerte como castigo, y en Singapur se lo han tomado muy a pecho. Resulta que las ejecuciones a manos de la justicia de la ciudad-Estado en contra de las personas detenidas por delitos de drogas han incrementado preocupantemente este año. Nada más para que te des una idea, tan sólo desde marzo de este año, ocho presos han sido llevados a la horca, y como era de esperarse, esto ha sido duramente criticado por numerosos activistas y organizaciones defensoras de derechos humanos, incluyendo Amnistía Internacional y las Naciones Unidas, quienes argumentan que estos actos van en contra del derecho internacional, y abogan por la abolición universal de la pena de muerte.

El poder del miedo

Mientras tanto, al gobierno de Singapur no le tiembla la mano a la hora de efectuar este tipo de sentencias, ya que la ve como la medida más efectiva para evitar que los principales sindicatos de drogas se establezcan en el país. Así, por lo general, los jueces de Singapur suelen castigar con pena de muerte cuando tratan con casos relacionados a delitos de drogas. Se estima que en el caso de la heroína, basta con que se transporte media onza para que el acusado sea condenado a muerte, mientras que para el cannabis basta con que se transporte un poco más de 500 gramos.

¿Y cómo estamos en el mundo?

Según el grupo de defensa Harm Reduction International, a partir del 2021 existen 35 países en el mundo que todavía permiten la pena de muerte por delitos de drogas. Singapur fue uno de los ocho países que fueron catalogados como “estados de alta aplicación”, lo que significa que es de los países donde más se ejecutan este tipo de sentencias. Otros países que también se codean en la misma categoría son China, Corea del Norte e Irán.

Por otro lado, Estados Unidos fue nombrado como “un estado de aplicación simbólica”, ya que a pesar de que pueden imponer penas de muerte en casos relacionados a delitos de drogas, los tribunales estadounidenses llevan alrededor de cinco años sin hacerlo.

Pero quien sí se llevó la estrellita en la frente fue la Unión Europea, quen sobresalió por haber abolido la pena de muerte en todas las circunstancias.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario