13-06-2018

That’s all folks!

Mandatory Credit: Photo by Mark Lennihan/AP/REX/Shutterstock (6694184a)
People walk past the Time Warner building, in New York. AT&T plans to buy Time Warner for $85.4 billion
AT T-Time Warner, New York, USA - 24 Oct 2016

Un juez de Estados Unidos le dio permiso a AT&T de comprar Time Warner, una decisión que definirá el futuro de las compras entre empresas.

Cuéntame más

En octubre de 2016, el gigante de telecomunicaciones AT&T anunció que quería comprar a Time Warner, la dueña de CNN, HBO, TNT, los estudios Warner Bros y otros canales. Pero conforme fueron avanzando las negociaciones para la compra, algo salio mal: Trump ganó la presidencia y en noviembre de 2017, su Gobierno puso en pausa el proceso.

¿Por qué tanto lío?

Resulta que para el Departamento de Justicia de Estados Unidos, la compra de Time Warner por parte de AT&T iba a limitar la competencia y afectar a los consumidores. ¿Cómo? AT&T es dueño de la plataforma de televisión por cable DirecTV, por lo que al tener también el control de varios canales tendría suficiente poder para controlar los precios del mercado.

¿Y entonces?

Después de seis semanas de intensos debates, ayer, el juez Richard J. Leon le dijo  a AT&T que puede seguir con la compra. Ahora la empresa de telecomunicaciones espera terminar con la fusión antes del 20 de junio, pues su propuesta para cerrar el acuerdo expira el 21. ¿Cuánto tendrá que pagarle a Time Warner? ¡85,400 millones de dólares!… Al parecer eso cuesta tener una compañía que produzca y distribuya todo tipo de contenidos para televisión.

¿Lo más importante?

La decisión del juez Leon se podrá usar en el futuro para defender otras fusiones verticales entre empresas gigantes. ¿Verticales? Eso quiere decir que las empresas que no sean competencia directa, pero que están en industrias similares, podrán usar el caso  AT&T – Time Warner si alguien trata de frenar su unión.


Comparte: