Global Trump | FBI | Mar-a-Lago

Cinco puntos para entender lo que está pasando con Trump

Acá te hacemos un rekwento sobre todo el chismesote que se armó después de que el FBI cateara la propiedad de Donald Trump, Mar-a-Lago.

Un rekwento del chisme

Desde principios de agosto hasta ahora, se ha estado hablando de la investigación que las autoridades estadounidenses están llevando a cabo, respecto a los documentos confidenciales que fueron incautados de la mansión del expresi republicano, Donald Trump. Es por eso que, para hacerte la vida —y el chisme— más fácil, te resumimos todo este escándalo en cinco puntos que son básicos para que puedas seguir las conversaciones que seguuuramente se armarán en las sobremesas que vienen.

1. Le cayeron en su mansión y confiscaron docs top secret

El ocho de agosto del presente año, el mundo perdió el piso por un momento después de enterarse que los agentes del FBI catearon la residencia de Trump, Mar-a-Lago misma que se encuentra ubicada en Florida. Fue allí donde se reveló que, efectivamente, casi 17 meses después de que Trump dejara su cargo en la Oficina Oval, el republicano había escondido un centenar de documentos confidenciales en esta humilde morada de 126 habitaciones. De acuerdo con el reporte que presentaron, el equipo de colaboradores del exmandatario escondió y movió de lugar estos papeles ultra top. Al final, encontraron 33 cajas con más de 100 de estos registros.

2. Los docs hablan de operaciones secretas, y hasta de Macron

Desde que este escándalo salió a la luz pública, el gran misterio ha sido: ¿De qué se tratan estos archivos clasificados? Ha sido muy difícil obtener detalles; después de todo, estos son secretos de seguridad nacional. Sin embaaaargo, lo que hasta el momento se sabe es que dichos documentos contienen info relacionada a operaciones secretas, "las defensas militares de un gobierno extranjero, incluidas sus capacidades nucleares" y hasta algunos detalles sobre la vida “privada” y sexual de Emmanuel Macron, presi francés. ¿Poooooor? Ve tú a saber…

Según The Washington Post, algunos de los documentos descubiertos durante la búsqueda del mes pasado detallan operaciones ultra secretas de EE. UU. tan estrechamente guardadas que solo el presidente, un funcionario a nivel de gabinete o casi a nivel de gabinete podía autorizar a otros saber.

3. Las autoridades consideran que Trump ya violó tres estatutos federales

Por más que le pienses, no existe una razón legitima por la cual un expresidente de los Estados Unidos podría llevarse como souvenir de la Casa Blanca carpetas de archivos donde se revelan secretos nucleares a su casa. Ya te imaginarás cómo deben de andar las autoridades estadounidenses, pues temen que la información de dichos documentos pueda ser utilizada de manera inapropiada y, como consecuencia, provocar daños gravísimos a la seguridad nacional del país.

Asimismo, el tribunal estadounidense considera que Trump violó no uno, ni dos, sino tres estatutos federales, incluida la Ley de Espionaje, la destrucción o falsificación de cualquier documento para obstruir una investigación del gobierno y la ocultación o destrucción deliberada e ilegal de cualquier propiedad del gobierno.

4. Una jueza concedió un giro legal a favor de Trump

Durante este 22 de agosto, ocurrió un giro legal que al menos dejará descansar unas cuantas noches a Donald Trump. La jueza federal Aileen Cannon, quien por cierto fue nombrada en su momento por el expresidente, concedió un permiso especial para que el republicano pueda manejar documentos incautados, dándole una especie de blindaje temporal para mantener en su poder los documentos que el FBI incautó de su mansión Mar-a-Lago. Asimismo, aprovechó para prohibir, de momento, que el Departamento de Justicia revise los documentos para la investigación penal que están orquestando en contra de Trump y, así, al menos regalarle algo de tiempo.

5. Este escándalo movió el tapete de la política estadounidense

Aunque aún es muy pronto para explicar las consecuencias políticas que fueron provocadas por el caso de Mar-a-Lago, la NBC elaboró una encuesta en donde le preguntó a 1,000 personas si estaban o no a favor de que las presuntas investigaciones que se le estaba realizando a Trump siguieran su curso. Como era de esperarse, estas encuestas reflejaron que la mayoría de los republicanos respaldan a Trump en la investigación, mientras que la mayoría de los demócratas creen que violó la ley. El 57% de los votantes —muchos de ellos considerados como demócratas— comentaron que están a favor que las investigaciones contra Trump continúen, mientras que el otro 40% de los votantes —de mayoría republicana— quiere que las autoridades estadounidenses le pongan un punto final al asunto.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario