Un domingo de pesadilla

La zona norte de Malí vivió un domingo de pesadilla cuando varios hombres armados llegaron en motos y empezaron a disparar a diestra y siniestra contra todo aquel que se cruzara en su camino, como los agricultores que venían de regreso de trabajar. Por si los asesinatos no fueran suficiente, durante los ataques también aprovecharon para incendiar tiendas y casas. No se sabe bien qué banda criminal estuvo detrás de la terrorífica jornada de violencia que dejó por lo menos 51 muertos, pero algunos creen que tiene que ver con yihadistas de Al Qaeda o del Estado Islámico del Gran Sahara. 

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario