¡Un estadio de nieve!

En la Copa Mundial FIFA 2018, los aficionados decidieron usar nada más y nada menos que 3.2 millones de vasos y como el desperdicio era enorme, Budweiser, la cerveza oficial del evento, se puso creativa. ¿Qué hizo? Voló a Sochi, Rusia para crear el Budweiser ReCup Arena, un nuevo campo de fútbol hecho con más de 50,000 vasos. ¿Con lo que no contaban? El color blanco de los vasos hace que el césped parezca cubierto de nieve.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario