Un genocidio frente a nuestras narices


Una investigación reveló que China está haciendo de todo para controlar la natalidad de la minoría musulmana uigur en el oeste del país. 

Según una investigación de AP, que tuvo acceso a entrevistas, documentos y cifras oficiales, el gobierno chino está llevando a cabo una mega campaña para imponer durísimos controles de natalidad a las minorías uigur (musulmanas) y kazajas, que viven en la región de Xianjiang, a tal punto que muchos ya lo consideran un genocidio demográfico. ¿Qué acciones han tomado? El gobierno obliga a las mujeres de estas etnias a realizarse chequeos de embarazo y a ponerse dispositivos intrauterinos (DIU’s), hacerse esterilizaciones, e incluso se han registrado casos donde son forzadas a abortar. La investigación también encontró que las que no hacen caso a estas medidas, o tienen muchos hijos, son llevados a campos de detención. Los padres que no quieran acabar en estos lugares son obligados a pagar multas de hasta 2,685 dólares en pocos días. ¿Les ha funcionado la medida? Tristemente todo parece indicar que sí, porque la población uigur de Hotan y Kashgar ha disminuido su número en casi 60% de 2015 a 2018.  

0 Comments

Leave a Comment




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password