Un golpe bajo


La justicia rusa declaró como “extremistas” a todas las organizaciones ligadas a Alexei Navalny, el crítico del Kremlin que cumple una condena de prisión. 

El juzgado con sede en Moscú tomó la decisión de declarar ilegal y extremista a la Fundación Anticorrupción (FBK), fundada por el opositor del Kremlin, Alexei Navalny, quien fue condenado a una pena de dos años de prisión por violar su libertad condicional. La medida, que también aplica para el movimiento político vinculado al disidente, fue justificada tras encontrar que “va más allá de una crítica al gobierno”. Entre las consecuencias que tiene este veredicto destaca que los miembros de la fundación ya no podrán competir en las próximas elecciones parlamentarias, programadas para septiembre. Como las aguas no corrían a su favor, los actividades ligados a Navalny ya había decidido cerrar la fundación desde finales de abril, pero eso no fue impedimento para que las autoridades judiciales rusas siguieran con el caso. A pesar de esta decisión, el abogado del Navalny-crew ya dijo que no está nada contento con el dictamen de la justicia rusa, así que recurrirá al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo para apelar la decisión. 

0 Comments

Leave a Comment




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password