UN GRAN DIVORCIO

China y Estados Unidos seguramente romperán relaciones después de una escalada de tensiones esta semana. Estas dos potencias mundiales tuvieron una relación súper cordial durante varios meses, más por conveniencia que por amor entre Donald Trump y Xi Jinping. Pero esta semana Estados Unidos cerró un contrato para vender 1.400 millones de dólares en armas a Taiwán (una de esas provincias chinas que ha buscado su independencia); dijo que China era uno de los peores países en el tema de tráfico humano; e impuso sanciones a un banco chino por hacer tratos con Corea del Norte (archienemigo estadounidense). Fue bonito mientras duró.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario