Un tesoro bajo la arena

Un equipo de arqueólogos egipcios dieron a conocer ayer el descubrimiento de la antigua ciudad perdida de Luxor, edificada hace más de 3,000 años. 

Egipto apenas se estaba recuperando de la fiesta del sábado pasado, cuando cientos de momias reales desfilaron por El Cairo hacia su nuevo hogar en el recién estrenado Museo Nacional de la Civilización Egipcia. Pero los ánimos no cayeron porque ayer se informó sobre el descubrimiento de la Ciudad Dorada Perdida, la mayor urbe de la antigua civilización faraónica que haya sido encontrada en el país. La ciudad, también llamada El Ascenso de Atón, fue fundada por el faraón Amenhotep III, que seguro recordarás gobernó Egipto entre 1391 y 1353 antes de Cristo. Esta impresionante ciudad fue el mayor centro administrativo e industrial de la época y estuvo escondida bajo las arenas de Luxor, al sur del país, por más de 3,000 años. Para Zahi Hawass, el arqueólogo más famoso de todo Egipto y quien lideró la investigación, aseguró que este hallazgo es el más importante desde que fue descubierta la tumba de Tutankamón. 

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario