“UNA ABOMINABLE MENTIRA”

En testimonio ante el Comité de Inteligencia del Senado, el fiscal general de Estados Unidos Jeff Sessions dijo que la sugerencia de que él colaboró con los rusos durante las elecciones de 2016 era una “abominable y detestable mentira”.

BREVE RECORDERIS

A principios de marzo, Sessions cedió ante la presión de los medios y se apartó del caso que investiga la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016. Las revelaciones de que se había reunido con el embajador ruso en los meses en los que los presuntos hackeos se estaban llevando a cabo no le dejaron otro camino. Desde entonces, los demócratas buscan su renuncia y Trump al haberse quedado sin su hombre de confianza en la fiscalía acusa a los medios de “una cacería de brujas”.

I WILL SURVIVE’

Para el fiscal, el testimonio de ayer se trataba de sobrevivir. Se mostró molesto, nervioso, repetitivo, pero al final su único objetivo era justificar su continuidad en el puesto. Y en esta defensa, aseguró que no intervino en las elecciones, que no se reunió por tercera vez con el embajador y que no se reunió con ningún representante del Kremlin. Cuando le preguntaron sobre sus conversaciones con el presidente Trump en torno a este tema, guardó silencio y finalmente dijo, “que hable él”. Al final los demócratas sólo insinuaron que “su silencio decía mucho” (pero al parecer no lo suficiente).

¿Y AHORA?

Puede que con este testimonio el fiscal haya logrado protegerse, pero todo Washington sabe que su figura va en declive: su credibilidad quedó por el piso con el nombramiento de un nuevo fiscal para investigar la trama rusa y el presidente pasó de defenderlo a guardar su distancia.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario