Global Unión Europea | Moscú | gas

La Unión Europea sancionó a Moscú con sus visas

La Unión Europea no se vio tan manchada con Moscú y no prohibió las visas a sus ciudadanos, pero sí les puso más restricciones.

No vengan, pero sí vengan

Se puso intenso el debate entre los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea que, al final, determinaron que las relaciones con Rusia no pueden seguir “como de costumbre”, por lo que tumbaron el acuerdo que tenían con Rusia desde 2007 en donde se comprometía facilitarles visas a sus ciudadanos. Eeeeeso sí, aunque se llegó a plantear dar un golpe duro en la mesa y cerrarles las puertas del continente, no se animaron a hacerlo y únicamente pusieron restricciones; básicamente les saldrán más caras, necesitarán más papeleo y tardarán muuuucho más tiempo de lo que acostumbraban en entregarse.

Una de las cabezas de la diplomacia europea, Joseph Borell, comentó que estas restricciones van a provocar una reducción importante del número de nuevas visas emitidas por países que son miembros de la Unión Europea.

Si te llevas te aguantas

Pero del lado de Moscú tampoco cantan mal las rancheras, ya que ahora detuvieron por completo el flujo del gasoducto Nord Stream 1 a Europa. Tranqui, no es definitivo —segúuuun—. Este nuevo cierre únicamente durará tres días, dado que Moscú lo justifica con la necesidad de que el gasoducto necesita mantenimiento de forma urgente. Lo que sí pasará es que en el occidente europeo comenzarán a tiritar tan sólo de pensar en cómo le van a hacer para afrontar el invierno que se viene, ya que el Kremlin los tiene bieeen amenazados de helar sus casas y cortarles el suministro de este energético.

Desde que Rusia comenzó a armamentizar el suministro de energía que lleva varios años proveyendo en Europa, los precios de gas se han más que duplicado. Además, desde hace tres meses Gazprom —la mayor extractora de gas natural del mundo y el mayor tesoro corporativo de Rusia— restringió por primera vez a Europa los suministros de gas y limitó su capacidad al 20%. Pero este es un problema que no sólo compete a Rusia y los miembros de la Unión Europea, sino a todo el mundo, ya que mientras los días pasan y el invierno se acerca, se acelera una carrera masiva por ver qué país logra apoderarse del gas disponible.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario