Entretenimiento y Cultura | vinos | maridar | quesos

¿Maridar quesos con vinos? Cinco tips para estas fiestas

Para que sorprendas a todos en la cena, aquí te dejamos algunos consejos para que armes una súper experiencia de maridaje con quesos y vinos.

En estas épocas navideñas, recibir a tus invitados con algunos quesos y vinos puede ser un detallazo. Pero si realmente quieres quedar bien en todas tus reuniones sociales, lo mejor que puedes hacer es acompañarlos con un buen vino que complemente toda la experiencia. Saber con qué vino maridar ciertos quesos puede sonar algo complicado, así que acá te preparamos cinco recomendaciones básicas con las que no habrá falla. Pero antes un pro tip; si lo que quieres es la mejor calidad, busca que tus quesos tengan el sello de "Real California Milk". Para más detalles entra aquí.

Lo primero que debes de saber es que el maridaje correcto es aquel que logra potenciar al máximo los sabores, notas, olores y texturas de ambos productos; sin ponerlos a competir o que uno opaque al otro.

1. Intensos con intensos se llevan

Para muchos conocedores del tema, esto es uno de los puntos claves que tienes que considerar cuando estés armando el mejor acompañamiento para tus quesos y vinos. Como regla general, los vinos más intensos se llevan mejor con los quesos más intensos. Así que vinos fuertes con más de 14.5 grados de alcohol, como un Pinot Noir, serán el complemento perfecto de quesos con notas maduras y añejados, como un Gruyere.

Por el contrario, si vas a ofrecer quesos más suaves y delicados como un Gouda o un queso de cabra podrías optar por un buen Malbec argentino.

2. Es ley: los tintos se llevan mejor con queso añejos

Un queso es duro debido a la falta de líquido en su composición, lo cual permite concentrar de forma mucho más intensa los sabores. Los quesos añejos tienden a ser duros y a explotar notas muy fuertes, por lo que su pareja ideal serán los vinos tintos. Esto por que el exceso de grasa en los quesos añejos se neutralizará con la acidez y los altos taninos de vinos tintos maduros.

Entre los quesos que entran en esta categoría están los Manchego, Parmesano, Provolone, Gruyere. Algunos vinos que podrían ir bien con estos quesos son el Cabernet Sauvignon o el Tempranillo, que por siglos ha sido considerado el compañero ideal de los Manchegos españoles.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCJHrFFLjq_j%2F%3Futm_source%3Dig_web_copy_link&access_token=EAAGZAH4sEtVABAMUlpqbE3qpf6JSyaFltBBqjDZACJThAdceMtSa5MeVJlQDef1DdM9IzDfy3G0YwRj9TcH5oTTpuBeU8zcpehsRJZADKylj62Uxt80mW6rtcktJXKOVesUhOKp8cEaWprasiLdZBlG6OYuF2qPk1rlf8zXUQxSKkCyW5JxID8Jj6muMbgoZD

3. Si huele fuerte, con un vino dulce se llevan bien

Si en el mundo de la gastronomía existen dos productos que 100% son un gusto adquirido definitivamente tendrían que ser el vino y los quesos azules. Sí, todos esos que huelen medio raro como el Roquefort, Cabrales o Gorgonzola y que tienen un peculiar sabor intenso debido al moho que han adquirido.

Para todos esos quesos, la mejor opción de maridaje que podrías elegir definitivamente son los vinos dulces. Un Moscato italiano o de San Marino, un Late Harvest o incluso un Oporto… Uffff, triunfo asegurado.

4. Y si tiene burbujas, con quesos suaves lo tienes que combinar

La Champagne y demás vinos espumosos tienen muchos beneficios y utilidades, no solo para andar faroleando con bengalas en los antros. Una de ellas es que funcionan perfecto para limpiar el paladar debido a que son carbonatados para conseguir esas burbujas, además de que tienen altos niveles de acidez.

Esto es genial para maridar con productos súper cremosos. Por eso, mucha gente insiste que el mejor maridaje para unos chiles en nogada es la champaña. Si quieres impresionar a tus visitas y estás pensando en ofrecer quesos cremosos y muy lácteos como el Brie o el Camembert, prueba acompañarlo con una buena Champagne o una Cava española.

5. Si el vino y el queso son de la misma región, ya la armaste

Hay quien recomiendo buscar vinos y quesos que sean procedentes de la misma región. Eso seguro te dará resultados con un excelente maridaje, puesto que el terroir en el que se fabricaron ambos productos tiene las mismas características, por lo que aportará notas similares.

Prueba mezclando quesos de cabra con un Sauvignon Blanc, ambos procedentes del Valle de Loire en Francia. O qué me dices de un Garnacha con un Manchego añejo, traídos directito desde la región de Castilla en España.

Un consejo extra…

Si estás considerando ofrecer una tabla de quesos como botana para tus fiestas navideñas, algo con lo que seguro quedas bien es escoger quesos firmes, pero de sabores suaves. Podrías elegir entre Emmental, Suizo, Gruyere o Gouda; y maridarlos con vinos semimaduros.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario