Yo me ofrezco


El director del memorial Auschwitz-Birkenau le mandó una propuesta al presidente de Nigeria para evitar que un niño sea castigado con años de cárcel.

En agosto, una corte de la Sharía (psst. esas encargadas de hacer cumplir la ley islámica) sentenció a diez años de prisión con trabajos forzados a Omar Faraouq, un joven de 13 años, acusado de blasfemar a Allah en una discusión con un amigo. Desde entonces, grupos de derechos humanos y hasta Naciones Unidas le pidieron al gobierno nigeriano que no se pase con el castigo. Pero el que tomó al toro por los cuernos fue el director del museo Auschwitz-Birkenau, quien le mandó una carta al presidente nigeriano. ¿Qué le dijo? Según Piotr Cywinski, el niño no debe perder sus mejores años encarcelado y tampoco merece que lo “estigmaticen física, emocional y socialmente por el resto de su vida”, así que le pidió al presidente que lo perdone. Y si de plano el presidente se niega, Piotr tiene otra solución. ¿De qué se trata? Él, junto con otros 119 adultos voluntarios, están dispuestos a pasar un mes en la cárcel para completar la sentencia de 120 meses que le dictó el tribunal.

0 Comments

Leave a Comment




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password